Cómo proteger las plantas de las heladas

consejos para proteger las plantas de las heladas

Uno de los elementos que mayores daños produce en tu jardín es el frío, son muchas las especies que no resisten las bajas temperaturas, sobre todos aquellas que están en macetas, que sufren más que las plantadas directamente sobre el suelo. Para proteger las plantas de las heladas debes cubrirlas en a medida de lo posible.

consejos para proteger las plantas de las heladas

 

Es fundamental proteger las raíces de las plantas del frío, porque son la parte vital de la planta y la más sensible. Para plantas en maceta puedes forrar la maceta con nylon burbuja en el interior y luego colocar la tierra y el cepellón.

También puedes forrarlas por fuera, aunque el resultado no sea tan efectivo. Para forrar las macetas por fuera puedes utilizar nylon burbuja, arpillera, alfombras viejas, cartones o papel periódico. Estos materiales funcionan como aislantes, manteniendo el calor de la tierra.

Dicha capa aislante térmica sirve además para proteger las macetas de materiales frágiles (cerámica, terracota, etc.) de quebraduras debido al frío excesivo o los cambios bruscos de temperatura.

Cuando las temperaturas sean demasiado bajas o se esperen heladas, es preferible cubrir toda la planta, principalmente por las noches. Amontona las macetas contra una pared, con las más altas del lado de la pared y las más bajas en la fila exterior. Coloca dos estacas altas en las macetas de los extremos y cúbrelos con plástico, arpillera u otro material que sirva para proteger las plantas de las heladas.

Si no tienes ninguna pared, puedes armar una estructura de soporte del nylon con dos caballetes o sillas, luego coloca las macetas en medio, con la planta más alta en el centro y colócale una estaca alta.

Es importante que durante el día descubras las plantas para que respiren, reciban luz y eliminar el exceso de humedad.

El viento suele acompañar a las heladas y es un elemento peligroso para las plantas en maceta pues puede derribarlas. Una forma de evitar esto es colocar piedras grandes sobre el sustrato, o también colocar la maceta dentro de un recipiente con la base más ancha que el cuello, de modo que mantenga el equilibrio.

Los arbustos y árboles jóvenes también sufren con el frío y el viento, para proteger estas plantas de las heladas debes colocar estacas en el terreno alrededor de cada ejemplar y luego cubrirlas con algún tejido o lámina plástica, fijados con cuerdas o grapas jardineras. Usa la protección durante las noches y en algunos casos, durante todo el día en los meses más fríos.

Además de la protección de la planta, debes proteger el suelo para evitar daños en las raíces, con una capa de material orgánico (paja, corteza, hojas o musgo) que ofrece una buena protección.

En muchos casos basta con acolchonar el suelo para evitar que la planta muera de frío. Las partes aéreas de la planta pueden regenerarse en primavera con una buena poda, mientras que las raíces dañadas son irrecuperables.

Si tienes plantas delicadas o exóticas en macetas, trasládalas al interior durante el invierno o a un invernadero.

El riego es un elemento clave en el cuidado invernal de las plantas. Debes cuidar el drenaje del suelo en los cultivos de jardín, para evitar que retengan el agua de riego o de las lluvias, ya que el agua podría congelarse bajo tierra y destruir tus plantas.

La frecuencia y el volumen del riego debe disminuir desde fines del verano, hasta hacerse nulo o casi nulo (según la especie) durante los meses más fríos.

Fuente: http://www.blogdeflores.com/consejos-para-proteger-las-plantas-de-las-heladas/

Un buen curso de jardinería

Muchos de vosotros nos preguntáis a menudo sobre cursos de jardinería. Y es que realizar un buen curso de jardinería es una magnífica idea tanto para iniciarse en la jardinería como para profundizar y afianzar conocimientos si has ido aprendiendo de manera autodidacta.

El centro de estudios Implika imparte el curso de jardinería, tanto en modalidad online como presencial. Un curso de jardinero muy completo con el que podemos aprender a diseñar un jardín y a mantenerlo poniendo en práctica todas las labores y técnicas de mantenimiento necesarias para que el jardín esté bonito todo el año; plantación, técnicas de poda, uso de los sistemas de riego, abonado y control de plagas y enfermedades.

curso de jardineria - plantacion

Este curso incluye una parte teórica y otra práctica que realizaremos en una empresa dedicada al diseño y mantenimiento de jardines, de la mano de profesionales expertos en jardinería. Y si te gustaría dedicarte profesionalmente a la jardinería, tras realizar el curso recibirás un título que acredite tu formación y tendrás acceso a una bolsa activa de empleo.

Curso jardineria Implika

Autor imagen: Implika

Hoy en día, tener un jardín bonito y bien cuidado aporta valor a una casa, así como relax y calidad de vida a sus inquilinos. Y para ello es imprescindible un buen jardinero que tenga amplios conocimientos en botánica y biología pero también en paisajismo y decoración de exteriores. Por eso, hacer un buen curso de jardinería resulta una buena inversión tanto si deseamos tener un jardín atractivo en casa y disfrutarlo como si nos atrae la idea de convertirnos en jardineros profesionales y dedicarnos a hacer realidad el jardín soñado de otras personas.

En todo caso, dominar el arte de la jardinería nos ayudará a sentirnos más felices, siempre rodeados de la paz de espacios verdes y seres vivos que aún siguen viviendo al ritmo que marca la naturaleza, alejados de las prisas y el estrés de nuestra sociedad.

Seguir leyendo

Cómo cuidar los helechos

Los helechos son una de las plantas más antiguas del planeta y actualmente sirven como decoración en muchos hogares. Existe una gran variedad de helechos y pueden proceder de distintos lugares, aunque siempre se trata de zonas cálidas y húmedas a la vez. Los cuidados de los helechos no son muchos ni demasiado específicos, pero si queremos que nuestras plantas crezcan sanas y fuertes, deberemos prestarles la atención necesaria. En este artículo de unComo, te explicamos con detalle cómo cuidar los helechos.

Cómo cuidar los helechos

1.- En primer lugar, cabe destacar que los helechos proceden mayoritariamente de zonas con clima temperado y húmedo, es por eso que será necesario mantenerlas en un entorno con humedad elevada.

2.- De esta forma, el riego deberá ser frecuente para mantener el sustrato o tierra húmedo, pero evitando siempre que el agua quede estancada y puedan entonces pudrirse las raíces de los helechos.

3.- Asimismo, durante el verano será necesario pulverizar las hojas de nuestros helechos con un spray o vaporizador, para mantenerlas frescas y húmedas, así como usar un sustrato poroso.

4.- Por otro lado, también será importante colocar los helechos en un lugar apropiado para que reciban luz, pero de forma indirecta. No deberemos colocarlas donde el sol incida directamente y, además, será bueno colocarlas en un lugar ventilado aunque sin corriente.

5.- No será necesario podar los helechos, tan solo deberemos quitar arras de suelo aquellas ramitas que estén amarillas o las que se hayan roto.

6.- En cuanto a los fertilizantes, podremos añadir a nuestros helechos fertilizante líquido para plantas verdes disuelto en el agua de riego cada 15 días durante la época de crecimiento.

7.- A medida que los helechos vayan creciendo, será conveniente trasplantarlos a un tiesto o maceta más grande para que se desarrollen correctamente. La mejor época para hacerlos será en primavera.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a cómo cuidar los helechos, te recomendamos que te suscribas a nuestra web y así estarás informado de nuestras actualizaciones.

Gracias por estar aquí y alimentar nuestro mundo creativo con tu presencia.

Estamos en Facebook

Estamos en Facebook, La última flor, la última planta en llegar a nuestras tiendas, la tendrás en nuestro perfil.

La colocaremos en nuestro muro para que estés a la última.

Entra en nuestro perfil de Facebook

Floristería en Valencia Capriccio

Haz te fan nuestro y entre los primeros 500 seguidores sortearemos un ramos de flores.

Estate atento a nuestras promociones y concursos a traves del muro de Facebook.

Cada semana subiremos para ti una nueva foto, y te tendremos avisados de los eventos mas importantes.

Disfrutar de los paisajes de otoño

Llegamos al ecuador del otoño y aunque la lluvia no anima a salir de casa, no queremos que dejes de disfrutar de los magníficos paisajes otoñales que podemos ver estos días en jardines, parques y espacios verdes.

Así que, chubasquero, calzado cómodo, cámara de fotos y a disfrutar del otoño!.

Estas son algunas de las imágenes que hemos tomados nosotros:

 

Hoces del Duratón

foto hoces del duraton en otoño 

 

Bosque otoñal

bosque otoñal

 

Casa con enredadera en otoño

Enrredadera en otoño

 

Álamos en otoño

Alamos en otoño

 

Sendero en otoño

Sendero otoñal

 

Álamos vestidos de otoño

Alamos vestidos de otoño


 ¿Nos dejas ver tus fotos de otoño?. Comparte tus imágenes.

Seguir leyendo

Varios jardines en uno

Un jardín dividido en distintas estancias ofrece más interés y resulta más práctico. Dividiendo el espacio podremos crear distintos ambientes y aprovechar cada zona para actividades diferentes.

Las divisiones creadas entre las diferentes estancias impedirán que el jardín pueda ser observado en su totalidad de un único vistazo por lo que será necesario ir adentrándose en el jardín para ir descubriendo los distintos espacios, pequeños jardines contenidos en uno.

Para dividir el jardín en distintos ambientes podemos utilizar elementos separadores como arcos, pérgolas, celosías, jardineras y otras estructuras verticales. Los setos o arbustos de hojas perenne también nos permiten separar visualmente varias zonas del jardín y lograr ambientes diferentes.

De esta forma podemos crear un jardín con una zona de estar, un huerto, un jardín aromático, un jardín acuático.

Otra idea divertida es diseñar un jardín con estancias en distintos colores, un jardín en tonalidades azules y moradas, otro en rojos y naranjas, otro amarillo…

Más opciones, ¿qué tal dedicar cada zona a un estilo de jardín?. Podemos incluir un jardín japonés, un jardín de estilo inglés, un jardín mediterráneo

Como ves, con un poco de creatividad, tenemos todo un mundo de posibilidades a nuestro alcance.
 

Seguir leyendo

Cómo cuidar una planta de aloe vera

El aloe vera es una planta que no debería faltar en ningún hogar, debido que esta posee varias propiedades beneficiosas tanto para la salud como para la belleza. El aloe vera o sábila es conocida como “la planta milagrosa”, ya que tiene múltiples usos, por eso es recomendable que tengas aunque sea una de ellas en el jardín o en el interior de tu hogar. La gran ventaja de la planta de aloe vera es que no necesita que le prestes demasiada atención, pues no necesita demasiados cuidados para mantenerse perfecta. En unComo te enseñamos cómo cuidar una planta de aloe vera.

Cómo cuidar una planta de aloe vera

1.- Utiliza una maceta ancha y poco profunda para esta planta, olvida las macetas muy pequeñas y es mejor que esta no sea demasiado pesada, así puedes trasladarla fácilmente para ubicarla en el interior o en el exterior.

2.- Mezcla un poco de tierra con arena o perlita, ya que los aloes necesitan un suelo poroso y nutritivo. A este tipo de plantas no les agrada que sus raíces estén en el agua, por eso necesitan un terreno de fácil y rápido drenaje.

3.- Al llegar la primavera, abona el suelo con humus de lombriz, también puedes hacerlo durante los trasplantes.

4.- Si vas a tener la planta de aloe vera en el interior del hogar, colócala en un lugar donde reciba la mayor luz natural posible. En caso de que la coloques en el exterior, busca un lugar a plena luz del sol, pero ten en cuenta que cuando llueva o haya riesgos de heladas debes cubrirlas para protegerlas.

5.- Olvídate de andar con la regadera todos los días, debes regar tu aloe vera cada 15 o 20 días, utilizando poco agua y vertiéndola directamente sobre la tierra, sin dejar la maceta rebalsada de agua. Ten en cuenta que el aloe vera con mucha agua se pudre.

Si deseas leer más artículos parecidos a cómo cuidar los helechos, te recomendamos que te suscribas a nuestra web y así estarás informado de nuestras actualizaciones.

Gracias por estar aquí y alimentar nuestro mundo creativo con tu presencia.

¿Sabemos cómo comprar flores por Internet?

comprar flores por Internet

Algunos consejos a la hora de comprar flores por Internet

Las flores son siempre el mejor detalle perfecto para un ser querido, pero hoy en día con el boom de Internet, podemos encontrar cientos de tiendas online de flores que nos pueden enviar a nuestra casa en poco tiempo y a un precio mucho más reducido que hacerlo en la floristería de la esquina, pero la ¿calidad de las flores que me van a enviar será la misma?

Analicemos entonces cuáles son los motivos u objetivos por la que buscamos comprar flores por Internet;

1.- Mejor Precio. Podemos conseguir un precio al comprar flores por Internet que puede llegar a ser hasta un 50% más barato comparándolos con la floristería de nuestro barrio.

2.- Facilidad. El poder comprar flores por Internet desde cualquier parte, desde nuestro trabajo, desde casa o desde incluso desde nuestro teléfono móvil, nos permite realizar una compra desde cualquier lugar que nos encontremos.

3.- Tiempo. En cuestión de pocos minutos podemos comprar en una tienda online de flores, mientras que si visitamos la floristería que está cerca de casa deberemos esperar un tiempo que oscila de 15 a 30 minutos en función de los clientes que tengamos que esperar, más el tiempo en el desplazamiento y el tiempo buscando aparcamiento para nuestro coche.

Pero no todas las tiendas online de flores nos ofrecen las mismas garantías y la misma calidad en lo que se refiere al producto, aspecto como veremos a continuación que es algo muy importante para la persona que han decidido comprar flores por Internet.

Aspectos o características importantes que deben tener todas las tiendas online de flores:

1.- Calidad de las flores. Es con toda seguridad el aspecto más importante que deben ofrecer todas las tiendas online de flores, ya que no es lo mismo que nos vendan unas rosas muy pequeñas y ya un poco mustias, a una tienda que nos ofrece rosas de más de 1 metro de altura y con una calidad y frescura espectacular. Estoy convencido que cualquier persona que quiere comprar flores por Internet no compraría una rosa de menos de medio metro.

2.- Garantía y devoluciones. Antes de realizar un pedido en una tienda online de flores debemos leer con detenimiento este apartado para que conozcamos en qué casos la tienda nos devolverá el dinero de la compra. En el caso de no encontrar este apartado en la tienda online no debemos nunca comprar flores en esta web.

3.- Política de envíos. Otro aspecto que puede ser una estrepitosa experiencia en la compra de flores por Internet es que el ser querido reciba tarde o un día equivocado a la fecha que consideramos como especial y clave. Para evitar que te ocurra te recomiendo que no sólo revises el apartado de la política de envíos sino que además llames por teléfono antes para asegurarte que podrán entregar las flores en la fecha y hora que esperamos, si no puedes comunicarte con la tienda en un horario comercial no compres en ella.

Conclusiones  para comprar flores por Internet

Para que una tienda online de flores pueda garantizar la calidad y la entrega de todos y cada uno de sus pedidos debería delimitar su rango de envíos a no más de 50 o 60 kilómetros de la tienda, la razón es muy simple, ya que si queremos que las flores luzcan frescura y no tengan ningún ápice de deterioro, deben entregarse poco tiempo después de la creación, ya sea un ramo, bouquet, centro, cesta, etc.

No te dejes engañar por las gangas y los precios súper rebajados, exige que las flores que compras por Internet emocionen y llenen de mucha alegría a tu ser querido.

Espero que este artículo os ayude a encontrar buenas tiendas online de flores, donde podáis comprar flores por Internet con toda seguridad y tranquilidad.

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo con un amigo/a.

Cómo inculcar la afición por las plantas a los niños

De manera natural, todos los niños sienten fascinación por la vida silvestre, los colores de las plantas y los misterios que nos plantea la naturaleza.

Por lo tanto, para involucrar a los niños en el cuidado y disfrute de las plantas y del jardín sólo debemos prepararles juegos y pequeños experimentos que les ayuden a desarrollar su imaginación divirtiéndose y aprendiendo con las plantas a través de tareas sencillas y creativas.

Te proponemos algunas ideas que despertarán el interés de los niños por el jardín:

 

Recolección de semillas: En otoño las plantas están cargadas de semillas secas que pueden recogerse para ser plantadas en primavera. Una actividad muy entretenida para los niños es recoger las semillas de algunas de las plantas del jardín. Debemos elegir con ellos las plantas con semilla y ayudarles a preparar un sobre para cada tipo de planta. Pueden decorar los sobres escribiendo el nombre de la planta y dibujando la planta en flor. Será útil poner la fecha para saber cuando se recogió la semilla.

Una vez preparados los sobres, deben recoger las semillas escogiendo las cabezuelas florales más secas para sacudir sus semillas en el interior del sobre correspondiente. Podremos acompañarles al principio para enseñarles cómo deben hacerlo.

Al acabar se deben meter todos los sobres bien cerrados en una caja hermética y guardarla en un sitio fresco y seco.

 

Sembrar semillas de frutas: Hay muchas frutas que pueden servirnos para que los niños aprendan cómo se reproducen las plantas. La mejor época para sembrar semillas de frutas es en primavera.

Cortaremos con ellos una fruta, por ejemplo una naranja y retiraremos las pepitas. Introduciremos las pepitas en agua durante 10 horas y después dejaremos que los niños las siembren. Para sembrar las pepitas deben preparar una maceta pequeña con tierra rica en nutrientes. Los niños se tendrán que encargar de regar el tiesto con frecuencia y mantenerlo a una temperatura de 25-30ºC para que las pepitas germinen.

 

Experimento con plantas bulbosas: Esta es una actividad curiosa que podemos realizar en otoño o invierno. Consiste en plantar bulbos en distintas posiciones para comprobar posteriormente cómo crecen en primavera.

Proporcionaremos a los niños 3 macetas de 30cm de altura y les ayudaremos a preparar el sustrato adecuado para bulbos. Deberán colocar una capa de drenaje al fondo usando piedras pequeñas y después una capa fina de tierra rica en nutrientes pero suelta para evitar encharcamientos.

A continuación, podrán colocar tres bulbos en cada maceta. En la primera maceta deben poner los bulbos hacia arriba. En la segunda maceta deben colocar los bulbos con la punta hacia abajo. En la tercera maceta deben situar los bulbos de lado.

Una vez colocados los bulbos, los enterrarán con tierra rellenando la maceta hasta arriba, compactarán bien el sustrato y regarán trasladando la maceta a un lugar protegido del frío y de la humedad hasta la llegada de la primavera.

En primavera los niños podrán observar cómo brotan los bulbos en las distintas macetas y descubrirán cómo los bulbos de la primera maceta dan unas flores magníficas, los bulbos de la segunda maceta sólo dan hojas pero no florecen y los bulbos de la tercera maceta dan flores aunque menos abundantes y más pequeñas.

 

Colección de hojas distintas: En primavera y verano el jardín está lleno de hojas de una gran variedad de plantas por lo que un juego divertido y educativo para los niños es recolectar hojas distintas para aprender a reconocer los árboles y arbustos a través de sus hojas.

Los niños deberán recoger todas las hojas que puedan encontrar entre los árboles y arbustos del jardín, sólo 1 hoja por planta y sólo de plantas adultas que tengan muchas hojas. Pueden utilizar unas tijeras infantiles para cortarlas.

Una vez recogidas, deberán pegar las hojas en una cartulina grande utilizando celo o pegamento y escribir el nombre de la planta a la que pertenece cada hoja.

 

¿Tienes más ideas para que los niños disfruten del jardín? Compártelas con nosotros.

Seguir leyendo

Consejos y cuidados de la Aspidistra

Aspidistra elatior

Si la aspidistra tiene algo que la hace destacar sobre las demás plantas, eso es sin duda alguna el intenso color verde de sus hojas. Popularmente ésta es su apariencia más conocida, pero lo cierto es que se pueden encontrar plantas de esta especie con hojas moteadas en tonos más claritos o incluso amarillentos. En cualquier caso, debido a la intensidad de sus colores tiende a tener un aspecto mate, por lo que se recomienda echarle brillo para poder disfrutar realmente de toda su belleza.

Otra gran ventaja que podemos encontrarnos con esta planta es que nos permite usar sus hojas como verdes decorativos para acompañar flores en un jarrón; y es que la aspidistra puede ser podada sin problemas, y seguir creciendo. Asimismo, la hoja cortada se mantiene verde durante mucho tiempo.

La aspidistra es en principio una planta de interior, pero la realidad es que es capaz de resistir en patios protegidos de heladas y del viento; es, después de todo, la típica planta “de patio de abuela”, de aquellas casas ya viejas, porque es elegante pero sobre todo muy fuerte y fácil de cuidar. Un clásico de toda vida, siempre utilizado, que estuvo por ello desprestigiada un tiempo, cuando se buscaba lo novedoso y exótico, pero que ahora ha vuelto con renovadas fuerzas, triunfando con su elegancia y durabilidad.

Lo mejor de todo es que la aspidistra no requiere mucha atención, por lo que es perfecta para iniciarse en el cuidado de las plantas; no suele coger enfermedades, necesita poco riego y no exige cuidados especiales. Además, crece bastante rápido y es muy frondosa, resultando muy agradable a la vista.

Fuente: http://www.tensiempreflores.es/blog/2013/09/03/consejos-y-cuidados-de-la-aspidistra/